viernes, 1 de febrero de 2008

El cojochicle

Hace algo más de un año, en mis cortas vacaciones de golf al inicio de 2007, desde Los Belones en Murcia, colgaba una entrada en la que contaba mis tribulaciones con la pequeña tienda de chuches que está junto a mi portal y los problemas que ello nos origina a los vecinos de la zona en términos de una alta densidad de chicles escupidos al pavimento. El asunto me servía para introducir los diferentes intentos que se han realizado para acabar con esta lacra de nuestras ciudades, derivada del carácter poco cívico de los jóvenes, no tan jóvenes y de algunos talluditos. Y acababa el post contando la historia de Revolymer, un spin-off o empresa derivada de la Universidad de Bristol que estaba poniendo a punto una nueva goma de mascar sin los problemas "adhesivos" de las ya existentes.

Pues bien, hace un par de semanas, los estudiantes de mi asignatura Introducción a las Macromoléculas presentaron en una sesión de posters los resultados de una búsqueda bibliográfica sobre diversos temas relacionados con la asignatura. Una de las parejas de trabajo, Gorka y Xabier, habían elegido como tema la historia del chicle y, al leer su póster, volví a acordarme del asunto. En su póster, mis estudiantes hacían referencia a una página web de Revolymer que no existía hace un año. Tras visitarla, he comprobado que, desde entonces, Revolymer ha avanzado mucho y está tratando de poner en el mercado una goma base para chicles que denominan Clean Gum e incluso ha extendido el uso del producto a su empleo en preparados para uso médico y en el ámbito de las tintas de impresión. Puede que parezca un poco raro esta variedad de usos pero, como os decía en la entrada 89, parece que los productos generados por Revolymer son polímeros que se comportan tanto como hidrofílicos como hidrofóbicos según las circunstancias y, por tanto, valen lo mismo para un roto que para un descosido.

La empresa ha colocado en esa página web una serie de cinco vídeos a cada cual más interesante, especialmente para los que nos movemos en el ámbito de los polímeros. Esa es la razón por la que he decidido colocar este corto post al entender que sólo la visión de esas imágenes bien merece una entrada. Para los de letras, o los no muy versados en Química, os recomiendo el vídeo que se titula Rug Testing, donde el líder de este proyecto, el Prof. Terence Cosgrove, muestra con sus propias manos, y sin que se necesiten muchos conocimientos para entenderlo, cuán diferente resulta despegar, de distintos sustratos (alfombras, suelos), gomas de mascar convencionales frente a su Clean Gum.

En lo que no han cambiado las cosas desde hace un año es en que nos hayamos podido hacer con una muestra de esa sorprendente goma para destriparla en nuestro laboratorio. Por medio de un colega de Bristol he hecho un intento que ha resultado absolutamente baldío. Revolymer está en fase de patentar y conseguir permisos para la introducción de su goma base en USA y supongo que no querrá moscones analíticos hasta no tener todo atado y bien atado. Pero parece que en Inglaterra van a aparecer ya chicles comerciales a base de Clean Gum, asi que si alguno de mis lectores se encuentra con los mencionados cojochicles por aquellos lares o en aeropuertos internacionales, le agradecería mucho que nos hiciera el favor de proveerse de los mismos y avisarnos. Le pagaremos su precio y contribuiremos a su gloria publicando su digna acción en este Blog.

No hay comentarios:

Datos personales

Boredom is the highest mental state, según Einstein. Pero, a veces, aburrirse cansa. Y por eso ando en esto, persiguiendo quimiofóbicos.