viernes, 3 de febrero de 2012

Tocando fondo...., espero.

Las cosas no están para tirar cohetes en ningún ámbito. Y tampoco en el que yo me muevo. Congelaciones salariales hasta para las becas más modestas, recortes en fondos destinados a la investigación.... Todo predispone a un clima de desaliento que parece ahondarse en el día a día. En el caso concreto de la Química, hemos pasado (y seguiremos pasando) años oscuros, en los que han confluido un creciente desapego por estudios complicados, como los relacionados con la Ciencia y la Tecnología, con una percepción social de que los que nos dedicamos a la Química estamos vendidos a los intereses de las grandes empresas y que, fundamentalmente, nos dedicamos a envenenar a nuestros conciudadanos con malignas moléculas sin cuento.

Pero todo en esta vida tiene algo de comportamiento parecido al de la Bolsa. Y no hay bajada brusca (con soporte) sin subida descarada (con resistencia), ni al revés. Aunque ahora parece que a químicos y otros locos similares nos toca lo primero y a algunas "estrellas" rimbombantes del espectro universitario de los últimos años les han llegado las horas bajas.

La gráfica que veis al principio de la entrada se refiere a los estudiantes de Química en la Gran Bretaña en los últimos años. Como veis, ha habido una subida evidente en los dos últimos años, años "negros" por otro lado, en términos generales. Y aunque las solicitudes previas para cursar Química en el curso 2012/13 han caído un 0,4% con relación al año anterior (han sido casi 24.000 solicitudes que incluyen a la Química en diferente orden de prelación), todo parece indicar que los que, finalmente, comiencen en setiembre andarán en torno a los 4.500 estudiantes, más o menos los mismos que el pasado curso.

El dato es francamente interesante, sobre todo si se tiene en cuenta que el Gobierno inglés ya ha anunciado un incremento brutal en las tasas (tuition fees), que va desde las 3000 libras/año del presente curso a las 9000 del próximo. Ante ese anuncio, las autoridades académicas se temían lo peor y, de hecho, así ha sido en la mayoría de los estudios universitarios, cuyas solicitudes previas han caído una media del 9% y, en algunos casos, como el de los estudios relacionados con algunas ciencias sociales, el agujero se ha profundizado hasta un 15%.

Comentando la noticia, que hoy publica la Royal Society of Chemistry inglesa en su boletín digital Chemistry World, uno de sus portavoces ha comentado que estas cifras de la Química "muestran la aceptación que entre los estudiantes parecen tener las propuestas rigurosas y prometedoras que se les están haciendo desde las Ciencias en general y desde la Química en particular".

Pues nada, que cunda el ejemplo. Nosotros también llevamos dos años de crecimiento incipiente. Esperemos que siga... Aunque mientras redactaba esta entrada me ha llegado un tuit de mi admirado Dave Bradley con la noticia de que el gigante farmaceútico Astra Zeneca ha decidido prescindir de casi 8000 de sus trabajadores de aquí a 2014, de los que 2200 pertenecen al area de investigación y desarrollo.

4 comentarios:

gabriela dijo...

Por lo que he visto en las noticias, ya la crisis se está sintiendo en todas partes y habrá que cruzar los dedos para que los gobiernos tomen las decisiones acertadas, porque la caída libre marea y es difícil la recuperación...¿Qué sentirán los gerentes que deciden despachar a 8000 de sus colaboradores?¿Harán el ejercicio de pensar que su decisión dejará en la ruina a 32000 personas en promedio?
En cuanto a la frustración ... menudo problema!! porque eso solamente, baja la productividad en forma notoria; se sabe que el empleado contento multiplica las ganancias, esto pensando como se hace hoy, que todo se reduce al dinero.
Te deseo, Búho, que puedas ir sorteando estos problemas para que le des buenas clases a tus alumnos, y te sientas contento en el aula.

katiuss dijo...

Esperemos no tardar mucho en dar con la receta de la solución para esta crisis… Lo peor de todo es que, como decís y aunque tu situación no sea mala, te ves inundado de malas noticias por parte de tus familiares y amigos. Con lo que junto a la situación real, el clima creado no es el mejor para poder tener la mente clara a la hora de enfrentarnos a los problemas diarios con buen ánimo (que ciertamente se traduce en productividad).
Un saludo.

Jeibros dijo...

A mí un directo de una universidad de ingenieros me comentó que en épocas de bonanza económica, las carreras "duras" (arquitec, ingenieria, fisicas, quimicas...) les iba muy mal, ya que es más fácil y tentador para los jóvenes meterse en un oficio y empezar a ganar rápido y mucho (principios 90 sobre todo). No es ahora así la realidad. Hago este comentario porque a partir de estos estudios no me gusta sacar conclusiones del tipo "la gente valora más las ciencias", sino que decía Ortega y Gasset, todo la realidad es ella misma y sus circunstancias.

Urbinaga dijo...

El problema no es cuántos estudian Química,que no esta mal desde un punto de vista cientifico y de futuras vocaciones, amen de trabajo para los profes actuales. El asunto es cuantos se dedican a la Química despues de acabar Grado y en su caso Master. Al menos los de la crisis del "80" que yo sepa ni el 10% de varias promociones de Leioa de aquellos años. No se si ahora si las estadisticas de empleabilidad directa respecto a lo estudiado han mejorado.Pero eso creo que era un problema y lo seguira siendo.Las empresas y el emprendimiento siguen alejadas de buena parte de la Universidad. Un saludo