lunes, 11 de julio de 2011

Good news!

Que ya andaba yo necesitado de algo antidepresivo. No he dado abasto las últimas semanas entre los disgustos de la panda ésta que gobierna Europa y la panda más cercana que ha sustituido al innombrable Calvo, aupada con los votos de los que han justificado, y justifican, a los que me han tenido cabreado y humillado los mejores años de mi vida. En este asunto, yo suscribo lo que hace poco decía mi antiguo Rector Pello Salaburu.

Y ya que va de Rectores, uno de los sucesores de Pello, José Ignacio Pérez, que se quedará con Iñako como yo me he quedado con Yanko hasta que a ambos nos entierren (espero que por separado), dirige ahora la Cátedra de Cultura Científica de mi Universidad. Hace un par de Semanas me invitó a mandarle unas breves notas sobre el origen de la Quimifobia para el Blog de dicha Cátedra, que se publica bajo el nombre de Cuaderno de Cultura Científica y que os recomiendo. Lo de breves notas se ha quedado en más de dos folios, porque los seguidores de este Blog ya conocen de mi tradicional e incontenible verborrea en cuanto pillo un word en blanco. Me dicen los amigos que eso quizás asuste a potenciales seguidores, pero como el carro es mío.... El caso es que, diligentes como somos ambos, yo le mandé enseguida mi post y él lo ha publicado este miércoles. Nada nuevo para los seguidores del Blog del Búho; una apretada sinopsis de unas cuantas de mis manidas ideas. Pero me hace ilusión colaborar en un empeño tan notable y tan próximo.

La segunda dosis de Prozac virtual es la que me he buscado para evitar radios y hojas parroquiales (como llama un amigo mío a los periódicos que no gusta leer), fuentes de muchos de mis cabreos. Y no es otra que estrenarme y entrenarme en eso del Twitter. Hace tiempo que abrí una cuenta y, varias veces, he vuelto a explorar sus posibilidades. Pero lo de los 140 caracteres por entrada me resultaba demasido estrecho para mi verbo florido. Hasta que un estudiante de hace unos cursos, con el que mantengo una buena relación (como casi con todos, jejeje!), me dió un "Curso de Doctorado" entre cervezas sobre las bondades que podrían derivarse de dicha herramienta para la mayor gloria de mi Blog. Y he decidido, esta vez, probar en serio.

Por ahora no hago más que meter la pata pero todo se andará. En un par de días ya he conseguido entender la jerga y comunicarme con amigos. Así que ¡ver venir!. Para los que twitteais, he puesto un enlace en la página principal del Blog (arriba a la derecha). A los que me ayuden a propagarlo por esa vía, ¡Qué Dios se lo pague!.

Porque el Búho no está para pagar nada (me lo recomendó el mismísimo Botín hace unos días).

2 comentarios:

Aurora Ruiz Galán dijo...

No es para publicarlo, pero, ¿no es abasto en vez de a vasto?
Los artículos de los enlaces buenísimos, tanto el de actualidad política, como el de quimifobia y sus orígenes. ¿Cómo sabes tanto?

El Búho dijo...

Muchísimas gracias Aurora por detectar el gazapo. Ya lo he corregido. Y claro que es para publicarlo. El Búho se equivoca (sobre todo cuando anda medio dormido).

Datos personales

Boredom is the highest mental state, según Einstein. Pero, a veces, aburrirse cansa. Y por eso ando en esto, persiguiendo quimiofóbicos.