miércoles, 22 de diciembre de 2010

Regalo de Navidad

Ayer andaba yo en cosas burocráticas bastante desagradables de mi excelsa Universidad como para parar en delicatessen gastronómicas. Y con ese panorama, mi colega Jorge Ruiz, el autor del Blog la margarita se agita, me ganó por la mano, colgando una entrada que publicitaba una noticia que a ambos nos atañe y que yo también quería colgar como primicia. Así que, para no perder el tiempo duplicando información, os coloco un link a su entrada. El título, "Revista de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular" os puede asustar, pero que no cunda el pánico. En esa entrada os espera la sorpresa de poder leer y descargar gratuitamente, cual pequeño regalo de Navidad, unos cuantos artículos y una entrevista que pueden gustar a los que les interese las relaciones entre Ciencia y Gastronomía. Todo ello gracias a la paciencia y dedicación de mi colega y amigo Unai Ugalde que nos ha dado la oportunidad a unos cuantos de contribuir a un número especial de la revista de la SEBBM.

Emulando a Jorge, que siempre ilustra sus entradas con preciosa obra gráfica de conocidos artistas, yo he puesto en la mía una foto obtenida por mi comadrona en un reciente amanecer desde nuestra terraza. Lo que veis es el edificio de Correos de Donosti, junto a la Catedral del Buen Pastor.

¡Aguanten como puedan el desbarajuste navideño y que 2011 les sea propicio, tarea casi imposible (creo)!.

8 comentarios:

Orges dijo...

Siento habértelo pisado compañero.

Coincido contigo en que es un estupendo regalo de Unai, que te tengo que agradecer a ti en gran medida.

Y preciosa la foto.

Que las fiestas y el nuevo año sean felices.

Un saludo.

El Búho dijo...

Tranqui, colega. Lo de pisar ha sido solo una licencia literaria que me ha servido para incrementar el número de entradas del Blog sin trabajar mucho en esta ocasión.

Anónimo dijo...

Yanko:

Feliz Navidad, que sea leve tu vuelta al "curro" y que tengas un gran año 2011. FFR

El Búho dijo...

Gracias FFR por tus buenos deseos que te devuelvo. Por cierto, ¿eres FFR o Anónimo?. Para aparecer como FFR basta con picar en Nombre/URL y no en Anónimo al elegir una identidad mientras redactas el comentario. Luego escribes FFR o el nombre que se desee en la casilla que aparece y punto.

Lo que se hace público para general conocimiento.

gabriela dijo...

Búho, que la metilcelulosa sea un excipiente usado en preparaciones farmacológicas no prueba que sea inocua. Puedo contarte a propósito que me recetaron un antihistamínico en jarabe que me hizo pésimo porque tenía un colorante al que yo era precisamente alérgica, así que la pregunta es ¿para qué le añaden ese colorante?.
Ví en un programa a Ferran Adriá haciendo las famosas esferas con alginato; también los helados calientes...y aparte de encontrarlo divertido,no me produjo tentación alguna.
Que tengas una Felíz Navidad en tu nido remodelado.

El Búho dijo...

Siguiendo tu razonamiento, Gabriela, podría argumentar que el hecho de que hoy, día de Navidad, el 50% de los españoles consuma cordero asado en la comida central por aquello de la tradición, no quiere decir que el cordero asado sea inocuo o beneficioso para la salud. Este Búho estuvo a punto de acabar en el hospital por una indigestión de cordero en un afamado restaurante de Castilla, la región española de este tipo de asados por excelencia. Y de ahí nace mi rechazo a este producto, como contaba en la entrada.

Orges dijo...

La metilcelulosa no es inocua por que vaya en medicamentos. Es inocua porque se ha probado su inocuidad, y por eso va como excipiente en medicamentos, y por eso su uso en alimentos está aprobado. Y también la del colorante que te ha producido alergia. Es inocuo, seguro. Lo que ocurre es que tú desarrollas una reacción alérgica a ese compuesto. El gluten es inocuo para casi todo el mundo, menos para los celiacos.

Y me parece perfecto que no te atraiga la comida de Adriá. Para gustos, los colores. Yo tengo la suerte de que me atrae casi cualquier tipo de cocina (con los insectos no puedo, para mi desgracia), y si se trata de manjares que no son normales, tiene un doble aliciente: el de satisfacer los sentidos y su rareza. Pero sigo flipando con un bocata de jamón o de calamares. No creo que haya que posicionarse.

Saludos

Bertus dijo...

Increíbles documentos! Pasan a formar parte de mi bibliografía científica de consulta. Da gustico leer artículos así hechos por unos fieras de la materia como vosotros.

A ver si le doy salida también por mi blog...

Un abrazo