viernes, 3 de octubre de 2008

Peste de Tribuletes

Cuando yo era un chaval, los domingos acompañaba a mis padres a dar una vuelta por Hernani y, como premio a mi formalidad filial, me acababan comprando unas chuches y unos tebeos en la plaza del pueblo, en una especie de carricoche que una señora mayor instalaba al efecto. Yo ya era un ávido lector y mi premio favorito era un tebeo denominado Pulgarcito, donde reinaban personajes como Carpanta o el reporter Tribulete, una caricatura del periodista muerto de hambre de la época, buscando la noticia más rara allí donde la hubiere. Con el paso del tiempo, los tribuletes han ido cayendo en picado en mi opinión personal sobre la generalidad de su trabajo, aún reconociendo que en esa profesión (como en todas) hay figuras señeras a las que hay que admirar.

Viene esto a cuento porque estaba yo tan tranquilo este tarde lluviosa de viernes oyendo, tras cenar, el programa informativo de RNE de las 22 horas que dirigen dos tribuletes que llevan por nombre Ana Sterling y Carlos Navarro. Mi objetivo era enterarme si la Bolsa se recuperaba o no del trancazo que le asola, despues de la aprobación por el Congreso americano de una ley que tapa, con dinero público, los agujeros que la panda de mafiosos de los bancos de inversión americanos han generado en medio mundo. La ciudadana arriba mencionada, no se con qué referencias históricas en la mano, ha iniciado una noticia que tenía que ver con los 50 años de la tragedia de la talidomida, sobre la que ya escribí en la anterior fase del Blog. Como allí se explicaba, la introducción irresponsable de esa molécula en el mercado farmaceútico, como forma de eliminar los episodios de vómitos de las gestantes, generó un rosario de malformados en muchos paises europeos (en España parece que fueron más de tres mil).

Pues bien, la tribulete de turno estaba tan bien informada que llamó repetidamente al fármaco talidomina. Aún despues de oir a un afectado hablar de talidomida, no cambio su discurso y siguió con su talidomina hasta el final. Para más inri culminó la noticia alertando a los oyentes sobre el hecho de que la talidomina se siguiera vendiendo en internet. Así que cuidadín, cuidadín.

Escribía yo en la entrada a la que arriba hago referencia que
hoy sabemos que la talidomida es una molécula quiral (a esas moléculas dedicaba la entrada), moléculas que pueden presentarse en dos formas en el espacio, imágenes especulares una de otra, como nuestras dos manos lo son, lo que hace que sean iguales pero nunca superponibles. De esas dos formas o enantiómeros, que se ven en la figura de arriba (y que podeis ampliar clicando sobre ella), uno (el S) es el teratógeno causante de los problemas de los años cincuenta, mientras que el segundo ha sido aprobado por la mismísima FDA americana para su aplicación en casos de SIDA por su capacidad de inhibir la replicación del virus. Pero, desgraciadamente, lo que se vendió como talidomida hace más de cincuenta años era una mezcla de ambos. La propia FDA ha considerado el uso de la talidomida en el tratamiento de determinados mielomas, aun conociendo que, en el medio biológico del cuerpo humano, es posible el cambio de una estructura en otra. Pero hoy sabemos los riesgos de su aplicación y los podemos controlar si la enfermedad a tratar lo requiere.

En fin, mejor lo dejo que me ensaño.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Te decía que te doy la razón sobre lo atrevido de la ignorancia de aquellos que encima ,se supone, trasmiten información.
Además de la "talidomina" ahora se está tratando a los pac. con mieloma múltiple y otros síndromes mielodisplásicos con lenalidomida que como la talidomida es un inmunoregulador y en el que se tienen muchas esperanzas porque esa enfermedad ,en vez de mortal ,podría convertirse en crónica.

Anónimo dijo...

Algo similar al error en la denominación del fármaco está ocurriendo en la noticia de la leche china contaminada con melamina o melanina. En la misma noticia he podido leer ambos vocablos. En que quedamos.

El Búho dijo...

Pues melamina. La melanina tiene que ver con la pigmentación de la piel, entre otras cosas. David Bradley ha publicado recientemente varias entradas sobre el tema de la contaminación por melamina en el Blog que con su nombre aparece en mi lista de blogs. La ultima entrada al respecto está en:

http://www.sciencebase.com/science-blog/melamine-contaminated-food-list.html