jueves, 18 de agosto de 2011

Ponga un pato en su medicación

Estoy perdiendo facultades. Debe ser por el verano o porque debajo del nido me han colocado, de sábado a sábado, un camión musical que hace las noches de la Semana Grande donostiarra más "participativas", según el lenguaje que el calvo que nos gobernaba ha transmitido al nuevo edil de Bildu. El caso es que, por no escribir, no escribo ni de la homeopatía, que ya es no escribir. Pero, ni falta que hace. Los colegas de Amazings (tengo un link a su página a la derecha) y más concretamente FerFrías, ha colgado un magnífico post sobre los intentos de la multinacional Boiron, con la que ya me he metido varias veces, para silenciar a un bloguero italiano que parece haberles importunado. Yo no podría hacerlo mejor a pesar de mi florido verbo. Así que haríais bien en leer a FerFrías en ese link y sabreis por qué el Pato Donald ilustra esta entrada. Mientras tanto, voy a seguir maquinando qué putada podría yo hacer a estos hosteleros que han pagado el camión de mis desvelos nocturnos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No te quejes de musicalidades que yo vivo en Sagues y lo mío son "musipenalidades" y a más volumen. Por cierto, esta semana en el canal Odisea, salió un programa dedicado a tu querida Homeopatía. Las mezclas parecían fáciles de hacer...., ¡je,je!
Un abrazo, FFR

Angel dijo...

Tendrás que abandonar el ambiente urbano y buscar morada en algún paraje campestre más afín y compatible con tu naturaleza y aficiones. En la urbe, ya se sabe: hoy es un camión, mañana una verbena, un desfile, una fiesta, etc, etc, etc.

Angel (q74)

El Búho dijo...

O cepillarme a algún hostelero.

Datos personales

Boredom is the highest mental state, según Einstein. Pero, a veces, aburrirse cansa. Y por eso ando en esto, persiguiendo quimiofóbicos.