jueves, 7 de mayo de 2009

El buhito

Picando en la imagen, ese que veis a la izda de la misma, con las manos en la espalda, de pie y con aire displicente ante las indicaciones del fotógrafo es el Búho en sus tiempos infantiles. Este pasado domingo me he encontrado con esta foto en las páginas dedicadas a la comarca de Hernani en el Diario Vasco, con motivo del 125 aniversario del Colegio que acogió mis primeros balbuceos intelectuales. No me digais que la foto no es sintomática de mi actual carácter poco sociable. Sólo, contra el cochambroso muro a mis espaldas, orgullosamente de pie y a buen recaudo de las posibles miradas inquisitoriales de la monja de turno (que mi disco duro sigue recordando como Sor Elena). Así me va..... Y no busqueis el link Leer mas que, en este caso, mi bien conocida verborrea no ha ido más lejos.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Vale, eres poco sociable, pero yo conozco detalles de tu carácter que gustan a los que te conocemos (es mucho decir!) desde hace...30 años!
Jacqueline

Tomás dijo...

Muy simpática foto y comentario!

stionequ dijo...

Es verdad, sigues con el mismo pose y postura; aunque no nos hubieras indicado quien eras de la foto, creo que muchos de los que te conocemos te hubieramos distinguido.
Ahora eres un prestigioso profesor, catedrático e investigador de la UPV/EHU, y te relacionas bien con quién tú quieres ¿qué más se puede desear?

Mariajo dijo...

En el escrito anterior había un error artográfico. Aquí está corregido.

¿Poco sociable? Eso está en contradicción con dedicar un rato de tu tiempo libre a escribir en un blog o a otras actividades grupales de las que también disfrutas. Participas en la vida del grupo, pero a tu particular manera, que es una forma de mostrar que aunque no te marginas, por encima de todo eres un individuo que valora mucho su libertad personal, entendida como la capacidad de pensar y actuar al margen de la tendencia general del rebaño.
Me parece que si este sano ejercicio fuera más practicado nos habríamos ahorrado muchos tristes episodios de nuestra historia.

Anónimo dijo...

Yanko:
Tanto hablar de polímeros y.. ¡eres el que está fuera de la polimerización humana que aparece en la foto!

Seguro que el colocarte en esa posición te permitió crear tu primera intuición sobre macromeléculas y no te habías enterado. Un abrazo, Fernando

El Búho dijo...

Abrumaico estoy. Está claro que voy a tener que condensar más mis entradas para concitar más adhesiones.

José M. Pereña dijo...

Buenísimos, Búho, la foto y tu comentario. Me llama la atención que sor Elena os permitiese estar juntos (aunque no revueltos) a niñas y niños. Yo, que te aventajo en un puñado de años, no pude tener cerca a una compañera hasta 5º de bachiller (14 añitos) y gracias a que estaba en un Instituto. Y eso de que el Búho es poco sociable, vamos a dejarlo en peculiar. Por cierto, el listón de peculiaridad se está poniendo alto, ahora tenéis un lehendakari (¿o será sólo presidente, por no humillarse ante Dios?) que en vez de pronunciar discursos recita poesías.

Gracias por hacernos sonreir pensando, o viceversa.
José Manuel

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Mariajo. Si ser poco sociable significa ser como tú, muchos quisieramos ser poco sociables.
Un abrazo,
Neka

Mayrit dijo...

La foto genial y, ¿separado o en tu mundo?. Te defines como poco sociable; veamos las definiciones de sociable:
1 adj. Que de una forma natural tiende a vivir en sociedad.
2 [Persona] afable,a la que le gusta relacionarse con las demás.
3 adj. Naturalmente inclinado al trato y relación con las personas o que gusta de ello.
Si eres poco sociable, a mí que me expliquen como se puede conectar con alumnos universitarios y de una carrera de ciencias.
Si eres poco sociable, ¿por qué tienes un blog abierto y con gran cantidad de seguidores?.
O gastas mucha ironía o tienes un concepto equivocado de tí mismo. Ojalá y todas las personas fueramos tan poco sociables como tú.
Un abrazo

Gabriela dijo...

Hola, Buhito, me encantó la foto, y te diré que esa actitud de estar aparte del grupo, a mí me dice que te querías distinguir...Eso de ser poco o nada sociable, no te lo creo, porque yo me he sentido acogida en tu blog, he aprendido muchas cosillas, y te agradezco ser tan didáctico y de buen humor, dos cualidades que no siempre se encuentran en personas especialistas en algún tema, lo que me hace imaginar lo que sienten tus alumnos al tenerte de profesor. Te felicito y te aprecio.
Gabriela