lunes, 26 de enero de 2009

Mi primer Mac

No lo puedo resistir. Aunque me saquen cantares mis colegas y mis estudiantes que conocen mis debilidades, mi Blog personal no puede dejar pasar un acontecimiento como éste. El entonces denominado Macintosh, el primer ordenador comercial con ratón e interfaz gráfico, llegaba al mercado el 24 de enero de 1984, hace ahora 25 años (no justos porque ando jodido de las cervicales y el 24, sábado, no estaba yo para celebrar nada). En sus tripas llevaba un microprocesador Motorola 68000 y en su salida en EEUU se vendía a la inalcanzable cifra de 2.500 dólares de la época, que ya es costar. Uno igual que el que se ve en la foto llegó a mi Facultad unos meses más tarde, como ordenador a socializar entre todo su claustro, en virtud de un consorcio de Apple con Universidades europeas y lo nuestro (Mac+me) fue amor a primera vista.

Con aquel Mac me acostumbré a usar dos programas que cambiaron la óptica de mis relaciones con los pocos ordenadores que hasta entonces había conocido o manejado: el MacPaint, que permitía "pintar" con el ratón, y el MacWrite, realmente el primer procesador de textos en el sentido de que lo que el usuario veía en la pantalla era lo que aparecía en el papel. (WYSIWYG o "what you see is what you get" en jerga informática).

Aquel Mac, era sencillo de manejar y entender y además hasta era fácil de moverlo de un despacho o laboratorio al otro, porque el disco duro estaba incorporado al monitor y tenía, ¡qué lujazo!, un asa para poder trasportarlo con comodidad porque pesaba poco. Más de una gresca tuvimos los jóvenes airados que éramos entonces los provectos Profesores de hoy en día, por poder compartir a solas las delicias del pequeñajo.

Tengo que confesar, aunque igual me da un disgusto el hacerlo, que en su día salvé de ir a la basura a un Mac Plus, la versión 3 del Macintosh original (del primero que nos llegó no sé que fue). Y ahí sigue, en una estantería de mi despacho. Entonces la UPV/EHU no catalogaba sus cosas, así que es un cachivache sin pare ni mare que sólo a un viejo profesor, que ya cultiva sus chocheces, se le ocurre mantener entre los libros de su Biblioteca. Y si me guardais el secreto, hasta puede que cuando me jubile me lo lleve subrepticiamente.

2 comentarios:

Mayrit dijo...

¡Qué tiempos aquellos!. Yo al cabo de los años me he vuelto a reencontar con la informática, ya que ésta fue mi gran rival en la convivencia y ganó ella. En aquella época me tuteaba con unos de los primeros transportables que entraron en España, un PC IBM, con una pantalla verde bastante pequeña, trabajaba en BASIC principalmente y se empezaba a oir WINDOWS, por supuesto sin ratón. En éste caso sí que echabas brazo cada vez que cambiabas su ubicación, pues pesaba bastante. Un saludo, Marisa

blardoni_jr dijo...

Ja Ja Ja! "que empieza con sus chocheces"! Yo tambien recuerdo con nostalgia mi primer PC (nunca he usado un MAC)recuerdo su maravilloso HDD de 1 enorme GB y pensando "cuando carambas se va a llenar?!!" desafortunadamente no pude conservar mi magnifica xt 386... El fin de semana, me presento su netbook mi sobrina y realmente me senti YO obsoleto...

Datos personales

Boredom is the highest mental state, según Einstein. Pero, a veces, aburrirse cansa. Y por eso ando en esto, persiguiendo quimiofóbicos.